De lujos y placeres

•octubre 21, 2008 • Dejar un comentario

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 <![endif]–>

DE LUJOS Y PLACERES

Tenerlo todo y no ser nada, ser nada y tenerlo todo…abismal diferencia separa a los dos términos que se enfrentan en tu personalidad. El primero sueña con llegar cada día más alto y superar lo que el día anterior su superficialidad tiño de lujo, el segundo posee profundidad y esencia en sus sentimientos pero por fuera no aparenta ser mucho más de lo que puede comprar.

Los del segundo grupo se sienten miserables, menos en posesiones pero la realidad es que si se miran la felicidad esta al alcance de una sonrisa de un niño, los primeros son vacíos de esta gracia sincera, pero repletos de sonrisas que falsean a su alrededor queriendo complacer.

Comprar vender, vender y comprar, y …¿que es lo que regalas?, sin esperar nada a cambio ¿que es lo que das?. Conveniencias, favores, intercambios es la rutina de tu vida, una vida que espera mucho sin ver que te falta completar.

La perfección buscas en cada acción, pretender una figura excepcional y el protagonista de las miradas, pero… no tienes en tu corazón el palpitar de un amor que seguramente late a tu alrededor y no lo percibís.

“El lujo es vulgaridad”, es la frase que buscaba, la apariencia de un soñador envuelto en pesadillas es la escena perfecta que define la situación. Sueños que se escapan cuando pensás que el tiempo lo tenés comprado y no sabes de que el vuelo arrasante por este mundo es la realidad del hombre.

<!–[if !supportEmptyParas]–><!–[endif]–>

Charly… ¡¡¡que acertado estas en este tema!!!

Anuncios

•octubre 7, 2008 • 1 comentario

.

 

                                    Trabajar y disfrutar

                                                    

 

 

Las dos actividades que se complementan a la excelencia, dos costados que pueden ser de una misma moneda. O una cosa o la otra, ¿se pueden las dos?

Trabajar y disfrutar al hacerlo es el tema que hoy quiero tratar, es algo que a pocos les sucede y es una experiencia enriquecedora. Ser pleno en las funciones, en los roles que uno desempeña en una empresa, institución o en su propia casa, es autorrealizarse, y es para muchos algo ideal.

Realizar una labor con esmero, esfuerzo y luego ver los resultados pero sobre todo sentirse completo al hacerlo es casi un hecho fantástico.

Un síntoma: los minutos corren como centésimas de segundo, la comodidad es optima, los compañeros los mejores y  nos sentimos tan libres que todo parece una utopia…trabajamos en lo que más nos gusta hacer.

Sin embargo las circunstancias nos llevan a elegir, por necesidad económica, conveniencia o comodidad en cuanto a cercanía, y tomamos el trabajo por diversos motivos que se alejan más o menos de lo que nos gusta hacer.

Hay personas que pueden cambiar de empleo como cambian su vestimenta todos los días y hay personas que les cuesta trabajo – y valga la redundancia – conseguir un trabajo. El trabajo nos dignifica, pero cuanto más puede llegar a dignificarnos si al trabajar sentimos que vivimos el momento disfrutando cada instante, sin someternos a presiones y disgustos externos.

 

Oportunidades

Creo que estudiar a todos nos consume tiempo, sacrificios y esfuerzos, creo que  cuando nos recibimos es el día de mostrarle al mundo lo que uno es.

A partir de allí viene lo complicado para la mayoría y lo fácil para pocos, (por merito o por suerte), que es conseguir un empleo en el que nos desempeñemos como profesionales.

De por si no muchos llegan a la meta trabas de diversa índole lo impiden  pero si llegamos porque cuesta tanto desempeñarnos como tales!

Hasta hace muy poco tiempo trabaje en un lugar que con el paso de las semanas más me agradaba lo que hacia, hoy ya no estoy en el lugar que ocupaba, agradezco tener empelo pero al principio sentí un vacío.

Ese vacío se lleno, y lo que completo ese espacio fue la esperanza, pienso que con voluntad y ganas podemos llegar a ser lo que soñamos ser.

Y no debemos dejar de luchar por la igualdad de oportunidades

 

•octubre 1, 2008 • 1 comentario

 

 

Fieles al sentimiento

La infidelidad es un engaño, creo que el peor de todos en cuanto a daños que nunca se olvidan.

Si ser infiel es engañar, la infidelidad no es solo en las parejas se da también para con  miembros de la familia (con los padres, hermanos…), en las amistades. Es una falta de compromiso, es no valorar al otro, es subestimar y tantas cosas más…  sin embargo yo pienso que ser infiel no es solo engañar a otro, hay una infidelidad que es la más profunda…es la infidelidad a uno mismo.

Cuando nos engañamos, cuando nos negamos, cuando no nos reconocemos, cuando renegamos de nuestra esencia… nos somos infieles a nosotros mismos. Negar un sentimiento, querer ocultarlo o minimizarlo es ser infiel a uno mismo, porque ser fiel es ser leal, es simplemente ir a la par de nuestros pensamientos y emociones a través de nuestros actos.

Miedo

Pero cuando todo te sale al revés sucede que no tiene sentido seguir siendo fiel a lo que uno lleva adentro, varias veces me he preguntado ¿para que ser fiel a lo que siento si la realidad me golpea?. Demostrar la verdad de lo que las emociones internas nos dicen eso realmente es ser fiel, decir la verdad sin titubeos ni dudas es un desafío pero es de buena persona, porque ocultarle una realidad a otra persona es herir sus sentimientos.

El miedo es una causa de infidelidad a nosotros mismos, el miedo a ser rechazados, a sufrir, a que nos insulten pero……¿es miedo o cobardía?. Dejar pasar el tiempo tal vez sea la opción indicada para poder decidir y pensar con claridad, pero el tiempo es un reloj de arena que no deja de correr, y el tiempo no aprovechado es tiempo perdido, el tiempo no es solo mío…. mi tiempo también afecta a los demás, y así crece más la incertidumbre.

Saber expresarse

A veces quisiéremos gritar y expresarnos, gritar y que nos escuchen, que todos o una persona en especial oiga lo que creo, lo que pienso de tal o cual circunstancia. Y nos llenamos de palabras y cosas para decir, e incluso planificamos el momento indicado, pero cuando vamos todo se cae, y nos engañamos, no somos fieles a lo que creemos y lo guardamos….guardamos…guardamos…guardamos……y el día menos pensado se acumula tanto que explotamos.

Yo se que es difícil, por eso digo que fui infiel a mis sentimientos y por momentos lo sigo siendo, pero también pienso en el riesgo, y lo dejo pasar… es que a veces hay que evitar discusiones estúpidas (y callar). Igual creo que la forma en que se dicen las cosas es la clave, ¿la verdad no ofende?

Decir o no decir, engañar o no engañar, ser o no ser, al fin y al cabo creo que las cosas hay que decirlas en el momento indicado y a la persona indicada. Ser fiel a uno mismo es quererse, es valorarse, y sobretodo pensemos que siendo fiel a lo que sentimos también somos sinceros con la persona a quien dejamos de ocultarle la realidad.

 

•septiembre 23, 2008 • 1 comentario

Dos hombres en mi vida

 

Que dilema tan incoherente, tan difícil de solucionar, dos hombres hay en mi vida, a quien quiero más eso no lo se, y tampoco sabría elegir entre ellos.

Uno me conoce más que a nadie en el mundo, sabe mis gustos, lo que me hace enojar, y lo que me hace feliz, y continuamente busca mi felicidad.

El otro simplemente con una mirada me hace feliz, en mi corazón corre un especie de escalofrío cada vez que sonríe. A el lo conozco más que a nadie en el mundo, con el solo hecho de escuchar sus pasos se que esta tramando hacer, que intenciones tiene.

Uno es mayor que el otro, mucha diferencia de edad hay entre ellos y mucha distancia existe entre ellos y yo.

Los amo!                                                                      

A estos hombres los amo más que a nadie en el mundo, todos los días agradezco que estar viviendo mi vida junto a ellos, uno se preocupa constantemente por complacer mis caprichos y al otro yo misma complazco sus caprichos.

Me siento plena cuando me abrazan, me siento vacía en las horas que no estoy con ellos, ambos son la razón que me invitan a pensar que son los hombres que mueven por completo mis sentimientos.

No se especificar el amor que tengo particularmente por cada uno, se que es diferente pero se que es la misma intensidad, la misma fuerza.

Son diferentes:

Uno necesita más atención que el otro, mas cuidados y me siento su madre porque debo protegerlo, el otro me cuida sin cesar, me aparta del peligro y constantemente se preocupa por las pequeñeces y piensa de sobremanera en mi futuro.

 

Uno es mi pequeño hermano llamado Jesús, la luz de mi hogar, la mayor parte del día me hace reír con sus ocurrencias y sus travesuras, su sonrisa es como una medialuna dibujada dulce y fantásticamente perfecta.

el otro hombre porsupuesto es mi papa, Daniel el mejor padre del mundo!!. El padre que siempre hubiera querido tener si fuese una elección, me cuida, me protege, constantemente esta presente para mi y su mirada lo dice todo cuando esta a mi lado.

Un hombre con todas las letras que cada día me hace admirarlo cada vez más.

 

 

¡¡Simplemente los amo!!

 

•septiembre 16, 2008 • Dejar un comentario

 

¿ Qhacer?

En las situaciones en las que debemos actuar, tomar decisiones urgentes , en otras palabras.. hacerlo ya!, la pregunta ¿que es lo que más nos conviene? se nos viene a la mente en seguida. Pero eso que nos conviene ¿realmente nos hace feliz?.

La mayoría de las veces no, hay muy pocas personas que se juegan por lo que los hace feliz, tal vez es el miedo, tal vez es la circunstancia pero prefirieron la comodidad, lo que todos decían que era “lo mejor” antes de decidir uno mismo.

 

LAS RAZONES

Esta es una temática que la he vivido muy de cerca y creo que ustedes también, miles de razones para tomar una decisión por conveniencia  podría enumerar, pero creo que las principales son estas:

-Las razones económicas juegan un papel importante en este sentido, creer que tomamos la decisión correcta para estar en mejores condiciones monetarias es una causa justa para algunos. Pero pregunto ¿tener dinero y estar rodeados lujo nos hace feliz?..¿de que felicidad hablamos?, hablamos de una felicidad superficial, totalmente vacía de contenido, empaquetada de una fachada  hermosa pero que por dentro no corre ni siquiera una gota de aire.

Tomar decisiones por conveniencia económica relegando la esencia humana, y despreciar otro tipo de acciones es una causa muy común en nosotros.

-y aquí viene la mas usada: decidir por presiones externar, o mejor dicho decidir porque nos vemos influenciados por lo que otras personas opinan. La falta de una personalidad fuerte, la difícil circunstancia en la que hay que decidir nos llevan a actuar de determinada manera porque la mayoría nos aconseja que es lo mejor. ¿Y que es lo mejor?..si lo mejor para otros no me hace sentir bien, no me hace feliz.

Conformamos a los demás pero por dentro  también nos sentimos vacíos, a pesar de que ellos insisten en que fue lo conveniente sabemos que no es así. Sabemos que nuestro pensamiento se muere por saltar a la vista y mostrarle a la luz lo que nos hace vivir en paz, y en esto la comprensión por parte de las personas que tenemos más próximas… es fundamental.

Ser uno mismo en el momento indicado, con las decisiones que nos hacen feliz no solo nos aleja del arrepentimiento y nos acerca a la plenitud de la personalidad, también hace feliz a otros que con nuestras decisiones y acciones serán a la par de nosotros felices.

•septiembre 9, 2008 • Dejar un comentario

 

Creo que soñé

 

Hay momentos en los que me sucede creer que lo que viví fue solo un sueño, a veces despierto y me pregunto si lo que sentí fue verdad o es solo producto de mi conciencia o inconciencia. Algunos sueños horribles y feos, otros hermosos y que queremos que sean la realidad y a estos últimos me refiero.

Este es uno de los pensamientos que no solo yo si no muchos solemos tener, y                      que casualmente tuve hace no mucho tiempo.

Me encontraba despierta, si… realmente lo estaba. Pero cuando pasaron las horas y solo era yo la que recordaba todo…pensé que era un sueño, algunas imágenes volvían a mi mente, yo no estaba sola, estaba acompañada, estaba rodeada de personas pero una en especial.

Talvez resulte un poco complicado de explicar.

Esa misma mañana antes de tener este sueño me levante con la idea de vivir lo que en ese sueño soñé. Las ideas estaban fijas en mi mente y estaba a punto de concretarlas, hasta que me dijeron que esperara, que no era el momento, que  no lo hiciera y postergue lo que deseaba con ansias hacer.

Pasaban las horas y me moría por llevar a cabo mis pensamientos, pero no podía, el miedo pudo más.

Llego la tarde y desistí de mis ideas, me di por vencida, y por dentro algo me seguía golpeando y me decía que lo hiciera, pero la decisión ya estaba tomada…no lo iba a hacer.

Las horas seguían corriendo y por momentos me olvidaba del tema, por momentos regresaba, igualmente ya no importaba, ya había decidido no hacer lo que sentía y creía que debía hacer .

 

Aquí comienza.

Pareciera que estaba predestinado, salí y de allí en más todo lo que tenia planificado hacer no se por que causa se caía a último momento. Y bueno no quedaba otra salida que dirigirme a un lugar, en ese lugar estaba rodeaba de gente, se escuchaba música y nos divertíamos, no estaba sola estaba acompañada de varias personas.

Miré a todas partes, mire sin pensar a donde miraba y allí estabas lo que tanto ansiaba ver. En ese lugar y sin pensarlo y sin planificarlo pero si queriendo que sucediera…alli estaba, se acerco hacia mi, me habló y hablamos de tantas cosas que ambos queríamos decirnos.

No lo podía creer, todo el día deseando ese momento ese reencuentro y por fin sucedió.

No se si era el destino, no se si era casualidad o un poco de las dos cosas, pero mientras vivía ese momento al  misto tiempo pensaba ¿será un sueño?

Al despertar.. al otro día comenzaba, y no paraba de preguntarme si era cierto, si fue verdad ese reencuentro, no había señales de que fuera cierto, solo yo sabia que te había visto y que habíamos hablado y en esa charla me decías lo que yo tanto quería escuchar.

Daba vueltas y más vueltas buscaba en mis recuerdos, y de repente una señal apareció, no era un sueño era verdad, lo que deseaba con tantas esperanzas se había cumplido.  

Ya se que no fue un sueño, y ahora descubro que hay una fuerza interna, algo que lleva a concretar lo que deseamos en lo más profundo, a veces nos damos por vencidos, pero no es la salida indicada, porque por dentro sentimos que no supimos hacer lo que sentíamos. Y pasan las horas y los años y el arrepentimiento de no haber escuchado a mi… digámosle “corazón” nos mata internamente y puede ser tarde.

Sin embargo me quedo tranquila porque lo mejor esta por llegar, si tiene que suceder sucederá, déjalo ser  y dejara de ser un sueño para hacerse realidad.

 

 

 

 

 

Lo que tenemos

•septiembre 2, 2008 • 1 comentario

 

Lo que tenemos

    “No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos “

Desde lo más material hasta los sentimientos más profundos se relacionan con esta frase. Muy particular, muy usada, mal entendida o bastardeada, de moda o anticuada no deja de ser solo una frase.

Una frase que a pesar de todo me dice mucho.

            Empecemos con lo superficial: quien no tiene un celular que lleva a todas partes, a la facu, al cine, al súper, al boliche!!!.. Pero un día o una noche sin darnos cuenta  lo perdemos, nos lo roban y allí es cuando nos damos cuenta que lo necesitábamos más de la cuenta, que no podemos vivir sin el. Cuan absurdo pensamiento creer que nuestra vida social se pierde junto a ese objeto.

            Y así nos pasa con innumerables cosas materiales que entre idas y vueltas lo perdemos  y finalmente acabamos comprando otro, o con suerte pasa el tiempo y nos olvidamos.

Pero con los sentimientos queridos amigos, sabemos bien que no sucede lo mismo. Y no hablo de perder a alguien porque dejó de existir, hablo de situaciones por las que muchos de nosotros hemos pasado y seguimos pasando, sin hacer nada al respecto, pero que estamos a tiempo de hacerlo.

 

DEJARSE LLEVAR

Este post esta dedicado a todas aquellas personas (incluyéndome)  que dejan pasar el tiempo sin decir lo que deberían decir, sin hacer lo que debían decir, por la simple razón de que creemos que no es el momento, o porque pensamos que no tiene importancia hacerlo YA.

La clave es dejarse llevar, yo creo que detenernos un momento a escuchar el sonido del viento no nos demora, al contrario nos hace profundizar y replantearnos varios temas.

Hablar, escuchar, saber que tiene para decirnos la persona que nos acompaña todos los días, o la persona que recientemente conozco no nos hace perder el tiempo.

Los pensamientos son creaciones de nuestra conciencia o inconciencia que todavía no hemos llevado a los actos, los pensamientos son intenciones que mueren en el olvido si no las realizamos.

La intención es lo primero, pero el acto es hoy, digamos lo que tenemos que decir, escuchemos lo que tenemos que escuchar, también suframos si es necesario. La demostración de afecto, el cuidado por lo que queremos es la esencia del sentimiento.

La preocupación por la superficialidad nos encierra y nos ahoga en un vaso de agua. Lo verdadero, lo esencial esta al alcance de nuestras posibilidades, valorar nos cuesta, pero intentar no es imposible.